Alexandra Costa

Dieta y entrenamiento personalizado

En 2016 pasaba una depresión y me encontraba en el peso más alto que he estado en mi vida debido en parte a la ansiedad. Llevaba tiempo intentando adelgazar pero no lo conseguía

Mi psicóloga me recomendó empezar a entrenar como parte de la terapia. A mí, que había pisado un gimnasio 5 veces en mi vida.
Busqué un entrenador personal en mi ciudad pero los días que no entrenaba con él me sentía pérdida y desmotivada, sin contar lo caro que resultaba con lo que lo al final lo dejé.

Un día buscando recetas en internet me encontré con la web de 1000Fitmeals, empecé a seguirles por redes sociales y al ver su naturalidad, me convencí a probar el servicio de entrenamiento por 3 meses. Las gratas sorpresas llegaron ya en el test inicial donde les comenté sobre mi depresión, lesiones y preocupaciones, y lo que recibí por parte de unas personas que no me conocían de nada, fue apoyo y empeño en hacerme sentir mejor, más allá de la perdida de peso.

Al pasar esos 3 meses renové por un año, estaba bajando de peso muy poco a poco pero había cambios en mi cuerpo más que visibles y me apunté al curso de Dieta Flexible para llevar mi propia dieta. Después de otros 3 meses me dieron el alta, no solo experimentaba cambios físicos: ¡mi depresión había desaparecido!.

Tras el primer año, los progresos eran evidentes, pero mi peso aún fluctuaba en un par de kilos y mi condición física no era la adecuada para todo el entrenamiento que realizaba mientras cuidaba mi alimentación. María, quien era mi entrenadora entonces, hizo todo lo posible por solucionarlo, y cuando empezaron a trabajar con una nutricionista, no dudé en contratar el programa.

Desde el primer contacto con Isa supe que iba a funcionar: ella entendió en seguida lo que pasaba con mi cuerpo y creó un plan de acción para solucionarlo. Al dejar María la parte de entrenamiento, Diego pasó a ser mi nuevo entrenador. Con él cambié completamente las rutinas (adaptándose al nuevo plan de nutrición) y los resultados fueron espectaculares.

El peso que he perdido desde que empecé no llega a 10kg, pero las fotos hablan por sí mismas, la diferencia de volumen y definición salta a la vista.

Llevo 2 años siendo parte de la familia 1000FITMeals, porque eso es lo que es, una familia. Se preocupan por tu bienestar, se adaptan a ti y te explican todo desde la base para que aprendas y evoluciones correctamente, además de estar para ti siempre que los necesitas.

Actualmente soy independiente a nivel de nutrición gracias a lo aprendido con Isa y mis conocimientos de dieta flexible. En cuanto a entrenamiento, sigo con mi plan personalizado con Diego y soy más fuerte de lo que jamás hubiera pensado.

Nunca me cansaré de recomendarles.