Aprende a leer las etiquetas de lo que comes

La industria se ha dado cuenta que la gente se empieza a preocupar por lo que come (algunos llevan años ya preocupados y saben qué tienen que mirar de la composición de los alimentos) y juega un poco con las palabras de los títulos de los productos para “engañar” a los clientes pero hay algo que no pueden modificar: las etiquetas nutricionales.