Yoga crossfit
Entrenamiento

Yoga: un gran complemento para tu entrenamiento.

Por Lara H. Lapuente

El yoga está de moda y no es sólo porque sea una práctica que “enganche” (que también) sino porque los beneficios que proporciona ¡son enormes!

Si no has practicado nunca yoga lo más probable es que no estés al tanto de todo lo que puede aportar esta práctica a la evolución de tu entrenamiento diario. Pero antes de abrirle todo un mundo nuevo de posibilidades a tu cuerpo mejor empecemos por el principio:

¿Qué es el yoga?

 

Algunas personas ven el yoga como una serie de posiciones estáticas y “aburridas” en las que como mucho se hacen estiramientos y se medita un poco. Pero nada más lejos de la realidad. El yoga es una disciplina que no sólo trabaja el cuerpo sino también la mente. Y más allá de eso, la práctica física del yoga nos ayuda a trabajar el cuerpo y la concentración a través de la respiración y una serie de posturas llamadas asanas.

 

A continuación te explicamos las principales ventajas que le puede aportar el yoga a cualquier practicante de Crossfit, Fitness o cualquier otro deporte:

Fuerza

 
¿Has probado alguna vez a mantener los brazos abiertos en cruz durante mucho tiempo? ¿A que no es fácil? Normalmente los músculos acaban fatigándose y por mucha fuerza que tengamos hasta esta postura tan simple acaba siendo una tortura.

Pues bien, la práctica del yoga se basa en este principio y nos ayuda a aumentar el tono y la fuerza muscular a través de posturas estáticas que se mantienen durante largos periodos de tiempo. Esto provoca que se generen contracciones isométricas mejorando incluso algunos músculos que no suelen utilizarse normalmente en muchas practicas deportivas.

Gracias a esta mejora de la fuerza podemos disminuir los desequilibrios en nuestra musculatura y prevenir así algunos tipos de lesiones.

El yoga nos aporta fuerza de forma global mejorando principalmente la musculatura de las extremidades, la espalda, los hombros, el abdomen y los glúteos.

 

Flexibilidad

 

Como profesora de yoga, una de las frases que más escucho es: “yo no practico yoga porque no soy flexible.”

Y mi respuesta es siempre la misma: “Precisamente por eso te vendría muy bien practicar yoga.”   

La falta de movilidad es uno de los problemas principales a los que se suelen enfrentar los crossfiteros. Tanto los ejercicios de fuerza como los aeróbicos provocan el acortamiento de muchos músculos y articulaciones. El acortamiento gradual va mermando poco a poco la movilidad hasta el punto en que puede llegar a ser complicado realizar una simple sentadilla.

 

Una de las mayores ventajas del yoga es que absolutamente todo el mundo puede practicarlo, independientemente de su condición física o elasticidad. Los profesores de yoga somos muy conscientes de que la flexibilidad es uno de los “puntos débiles” de muchos de nuestros alumnos pero eso no impide que no pueda potenciarse.

La práctica constante de yoga nos ayuda a evitar la rigidez y promueve una mayor amplitud del movimiento de los músculos y las articulaciones. Además, ser flexible alivia la tensión muscular y permite tener una mayor velocidad y potencia de los movimientos, cualidades ideales para mejorar cualquier entrenamiento deportivo.

 

Equilibrio

 

La propiocepción y el equilibrio son dos cualidades tremendamente útiles para los deportistas a las que no se les suele dar suficiente importancia. En el caso concreto de los practicantes de crossfit contribuyen a acelerar la ejecución de ejercicios avanzados como el pino o los movimiento en la barra.

Además, la mejora del equilibrio promueve también un aumento de la coordinación lo cual es fundamental para perfeccionar la técnica en la mayoría de los movimientos de crossfit.

Practicando yoga podemos obtener todos estos beneficios, que irán siendo aplicados inconscientemente a nuestro entrenamiento diario.

 

Respiración

 

Todos respiramos pero muy pocos sabemos hacerlo correctamente. Y para aprenderlo no hay nada mejor que el yoga. La respiración yóguica es ideal para aumentar la capacidad pulmonar y permitir la expansión completa de los pulmones. Al conseguir que llegue más oxígeno a la sangre aumenta la resistencia y se mejoran mucho más rápidamente las posibles lesiones que podamos tener.

Perfeccionar la técnica respiratoria provoca también un aumento de la concentración y por tanto del rendimiento deportivo.

Estos son los beneficios físicos principales que se pueden obtener a través del yoga pero una vez empieces a practicarlo verás que comienzan a ocurrir muchísimas otras cosas maravillosas en tu cuerpo como por ejemplo:

 

  • Desaparecen los pensamientos derrotistas o negativos
  • Aumenta de la fuerza de voluntad
  • Disminuyen de las lesiones
  • Reducción del estrés y la ansiedad
  • Mejora del sueño
  • Alivio del dolor muscular
  • Aumento de la líbido
  • Aceleración del metabolismo
  • Reducción del peso
  • Mejora del rendimiento
  • Acelera la recuperación
  • Y muchos más

 

Así que, ¿a qué esperas para darle una oportunidad a esta maravillosa práctica?

 

PD: Todas estas esterillas maravillosas que véis en las fotos están hechas con materiales naturales de máxima calidad y diseños exclusivos. Podéis encontrarlas todas en www.myjunglemat.com . ¡Pásate a verlas, son preciosas!

Lara H. Lapuente
Profesora de yoga certificada por la International Yoga Alliance y practicante desde hace 7 años. "Me gusta estar en constante crecimiento emocional y espiritual. No sólo hago yoga sino que lo veo como un estilo de vida." Gerente y creadora de www.myjunglemat.com
Comparte este artículo 

Newsletter

¡Llévate un mini-recetario lowcarb de regalo!

Suscríbete