Manos calleras crossfit
Consejos

Crossfit: Prevenir y curar tus manos para que resistan todos los WOD

Por María García-Peñuela

Hoy vamos a hablaros del proceso que sufren tus manos desde que te cuelgas por primera vez de una barra hasta que eres el "mono indestructible" del box
Los que hayan empezado a hacer CrossFit, CrossTraining, CrossFiting o cualquier título parecido que trate de poner nombre a lo que se hace dentro de un box están pasando o han pasado por el proceso que vamos a explicar a continuación.

Para los chicos (que ya se han colgado normalmente de algunas barras) el proceso es algo menos sufrido, pero para las chicas, que suelen tener las manos más frágiles sus comienzos son incluso más duros.

Seguro que te sientes identificado con esto y... o lo has pasado, o estás justo "sufriéndolo" ahora, así que, seguramente este post te ayude mucho.

FASE 1: NO LO PUEDO SOPORTAR

Esta fase no aparece en tu primer día, ya que tu primer día no lo das todo y es poco tiempo para destruirte las manos, sino durante las dos primeras semanas en las que has podido empezar con el kipping, experimentar las pull ups, los toes to bar o knees 90º... además de haber agarrado la barra de halterofilia para hacer peso muerto, cleans, snatch, etc... (Si no entiendes alguna palabra pásate por nuestro DICCIONARIO DE CROSSFIT.)

Al cabo de los días empiezas a sentir un dolor intenso en la zona futura de callo, desde mitad de la palma de la mano hasta la primera falange más o menos. Se te ponen rojas, se empiezan como a secar, te echas magnesio porque te lo dicen... (no sabes si será para disimular el color rojo o porque mola más...el que ya está en fase mono las lleva bañadas en magnesio así que será el proceso no?)

Pasadas estas semanas el dolor disminuye un poco porque se te van acostumbrando aunque sales de la clase como si fueras un jugador de pelota vasca, con la mano semicerrada y más seca que un higo. Ya tienes unos callos chiquititos. Pueden salir justo al final de las falanges, en mitad de la palma de la mano o incluso en los dedos de las manos, todo depende de cómo te agarres a la barra y cuánto de fuerte te agarres.

 

FASE 2: SE ABREN LOS CALLOS

Has pasado esta fase de dolor insoportable, tienes tus callos, tienes más fuerza de agarre, aguantas más repeticiones colgad@ y ahora ya haces series o WODs con bastantes repeticiones de pull ups, chest to bar o muscle up (todos ellos con o sin goma), de toes to bar, etc. Vaya que te cuelgas ya mucho rato de la barra pero un día...sin esperártelo y sin aviso sientes como la mano se abre como si fuese una operación quirúrgica y aquello parece una sangría...entre la mano seca, el magnesio y la sangre saliendo... ¿oh dios mío pero qué me he hecho?

Que no cunda el pánico, es sólo una herida en la mano. Cuando ocurra esto lo mejor es abandonar el WOD, sí, abandona, no pasa nada. No se acaba el mundo porque ese día no sigas. Si tienes alma de vikingo, espartano o cualquier luchador bélico sigue pero no uses esa mano para coger nada (a parte de que luego tendrás que limpiar todo el material no te conviene darle más castigo). Limpia tu mano con agua y jabón y sécala bien. Esto escuece mucho pero hay que hacerlo. Déjala al aire libre y te recomendamos pomadas como:

 

 
 
 

Hemos usado estas tres y todas van bien. Lo mejor es que cuando vayas a la farmacia le enseñes las manos al encargado y que determine en qué estado se encuentra tu herida y qué pomada le irá mejor pero también hemos comprobado que si no te echas nada también se cura. La crema sirve para acelerar el proceso de regeneración de la piel y es lo que queremos porque deseamos volver a colgarnos de la barra...no? jajaja 

En principio, en cosa de 7 a 10 días ya tendrás piel nueva y podrás continuar con tus entrenamientos.

¡¡Aspecto a tener en cuenta!! si se te ha abierto la mano justo por el centro de la palma de la mano el problema es tu agarre... Debes de coger la barra justo por la parte opuesta a los nudillos y no más abajo, de esta manera no tendrás tanta superficie de la mano expuesta a rozamiento.

La vuelta a la práctica debe ser con cautela o volverás a abrirte la mano por el mismo sitio. Deja un poco la barra de primeras y dedícate a otros movimientos, por suerte hay muchísimos. Aquí aparece el uso de vendajes, gasas, esponjas, calleras, etc. Personalmente no las recomendamos en este punto pues no vas a controlar bien el agarre ni la sensación de la mano sobre la barra.

Lo mejor que puedes hacer para que tu mano se vaya haciendo resistente a las barras y el rozamiento es colgarte todos o casi todos los días, aunque sea sólo para hacer unos kipping de calentamiento, pero darle ese roce a la mano todos los días, eso si, sin llegar a romperte la piel, pues... tendrás que dejar de tocar las barras por varios días y al curarte..."empezar de cero" otra vez. Intenta no llegar a este punto, también puedes dejar el WOD, o sustituir el ejercicio de barra que te está llevando a ese límite antes de rompértelas... lo cual es bastante inteligente también.

 

FASE 3: YA ME AGUANTAN PERO ME SIGUEN DOLIENDO.

Llegar a esta fase ya es todo un mérito. Has tenido que aguantar las dos fases previas (alguna vez puede ser que se te abran otra vez...)

 

Ahora debes de tener paciencia y cuidarte las manos. Sobre todo porque tus manos ya aguantan mucha caña, ya no eres esa persona que se subía a la barra y al quinto kipping se tenía que bajar agitando las manos como si hubiese cogido una sartén ardiendo...

 

RECOMENDACIONES DE UN GIMNASTA OLÍMPICO

 

Tenemos la suerte de contar con nuestro amigo Manuel Carballo, ex-gimnasta que ahora se dedica al CrossFit tanto dando clases como impartiendo talleres de gimnasia aplicados al CrossFit. Y hemos querido preguntarle su opinión y consejos que os pueda dar para este post, pues creemos que él ha tenido que sufrir y curar todo esto... muchas veces en su vida. Lo que Manuel nos dice es:

 

  • Que recomienda el uso de calleras, siempre que protejan la base de los dedos (hay veces que el agujero deja la base del dedo al descubierto) y que no sean muy duras.
  • Puedes limar los callos mejor que cortar, con cortacallos hay problemas de dejar esquinazos que luego tiren de la piel y provoquen herida. 
  • La hidratación con cremas es importante, pero el exceso deja la piel muy elástica y romperá casi peor que la piel seca. Un mantenimiento mínimo con cualquier hidratante reparadora ya es más que suficiente.
  • Para esos principiantes con mal Kipping y que se bajan con dolor hay que ir formando la mano poco a poco. Ponerse mil complementos desde el principio no es aconsejable porque no acabas de endurecer la piel que es algo inevitable.
  • En WODS de carga de manos puedes usar calleras pero en entreno, técnica, etc., hay que aprovechar y "crear" la mano.
 
(Podéis seguir a Manu en sus redes sociales FACEBOOK e INSTAGRAM donde, además sube un montón de vídeos con progresiones magníficas para el aprendizaje de los movimientos gimnásticos de Crossfit)
 

NOSOTROS CUIDAMOS NUESTRAS MANOS ASÍ:

 
Limamos los callos una o dos veces a la semana un poquito con una lima de pies como esta (que podéis encontrar en Mercadona) y sin llegar a despellejarnos demasiado, lo justo para dejarlos lisos y suaves.
 
 
También hemos usado el cortacallos pero hay que tener mucho mucho cuidado de no pasarse o después será peor y la sensibilidad en la mano... extrema. Ya no lo usamos.
 
Intentamos no usar accesorios, sólo cuando las manos ya empiezan a estar muy irritadas...y en ese caso usamos unas calleras finas o guantes (aunque afectan al agarre, lo mejor siempre...la mano desnuda)
 
Usamos crema hidratante normal justo después del entreno ya que se quedan las manos muy secas con el magnesio y por la noche un poquito de la crema regeneradora de Velites.
 
 
Dicho esto, sigue nuestros consejos: 
no te excedas en el uso de "artilugios" ni en el de cremas, pero cuídate las manos diariamente, cuélgate también casi diariamente, pero no llegues al límite de rompértelas.
 
Y sobre todo.... 
 
¡MUCHA PACIENCIA... TODO LLEGA... HASTA EL TENER POR FIN UNAS MANOS RESISTENTES!
 
(Si te ha servido este post.... compártelo con tus compañeros de box, que ... seguro lo agradecen! )
 
María García-Peñuela
María García-Peñuela
Entrenadora personal, instructora de actividades dirigidas, dedicada al fitness en cuerpo y alma desde hace más de 12 años. Apasionada de la nutrición con máster especializado en nutrición deportiva y cocinera como hobbie en mis ratos libres.
Comparte este artículo 

Newsletter

¡Llévate un mini-recetario lowcarb de regalo!

Suscríbete